Home / Notas / Primeros pasos
Primeros pasos
Son las 7:30 de la mañana y la colorida casa ubicada en el N° 4475 de la Ruta 1, donde funciona el CAIF Ventura I, en el barrio El Tobogán, ya está en marcha. Lourdes, la cocinera, es de las primeras en arribar ya que le espera un largo día; tiene que preparar el desayuno y el almuerzo para los veinte y pico de niños que llegarán una hora más tarde y se quedarán hasta pasado el mediodía, cuando otros tantos ingresen al turno de la tarde y permanezcan hasta después de merendar. Según el menú en el que se consignan todos los platos del mes, hoy toca pastel de carne con ensalada de chauchas y huevo. 

A las 8:30 horas, las puertas se abren de par en par para recibir a los 54 pequeños que asisten al establecimiento de lunes a viernes. La jornada comienza con el lavado de manos y el posterior desayuno. Las actividades se extienden hasta el almuerzo y a las 12:15 llega la hora de retirarse, eso sí, después de haberse cepillado los dientes. Esta dinámica, con sus correspondientes colaciones, se repite en la tarde hasta las 16:15 cuando finaliza la jornada. Así lo explica Marisa Machado, trabajadora social y coordinadora de gestión de este centro y de los otros dos CAIF-Ventura cercanos. Machado está comprometida con el proyecto desde el vamos, cuando en 1995 Graciela Rompani se acercó a la zona y manifestó su intención de organizar una guardería para niños de madres trabajadoras. Explica que “la Organización Ventura es una asociación sin fines de lucro que gestiona tres centros CAIF (Centros de Atención a la Infancia y la Familia) gracias a los convenios realizados con el INAU, y entre los tres atienden a una población de 354 niños en total”. 

Al CAIF-Ventura I asisten 118 chicos de los cuales 54 de entre 2 a 3 años, están insertos en el programa de Educación Inicial. El resto pertenece al plan Experiencias Oportunas, que fue diseñado para bebés de 0 a 24 meses. “Con ellos se trabaja en modalidad de talleres y acuden con un referente familiar una vez a la semana según la franja etaria. Trabajamos pautas de crianza, abordamos temas como límites, sexualidad, hábitos e higiene, les damos recetas y tratamos de despejar cualquier inquietud que los padres tengan. También tenemos algunos niños en extensión horaria porque el adulto a cargo se encuentra trabajando. A ellos se les brinda desayuno, almuerzo y merienda”, agregó. 

El establecimiento comenzó a funcionar con el cambio de milenio. La construcción, amplia y funcional, cuenta con un salón de clases, una gran sala multiuso con área para ejercicios de psico- motricidad, una pequeña biblioteca, cocina, un recinto auxiliar, y en el frente, el jardín con juegos. Allí se desempeña un equipo, que entre maestra referente, maestra de apoyo, educadoras, psico motricista, psicóloga, trabajadora social, cocinera, limpiadora, sereno y coordinadora de gestión, suma 14 profesionales, en su mayoría residentes en la zona. “Aquí vienen madres de todas las edades y entre los chiquitos que vienen ya tenemos hasta cuatro generaciones. Cuando empezamos que la población entendiera que se podía trabajar con niños de esa edad, pero hoy vienen solos. Logramos un buen vínculo con la familia y si ellos confían en el equipo, los niños también”, comentó una de las educadoras. 

Lugar de crecimiento 

Allí todos los profesionales se esfuerzan por construir un espacio de interacción para niños y adultos donde vivir experiencias de aprendizaje y brindar apoyo a los padres. Basta una pequeña charla con Marcela, la maestra que ingresó al CAIF hace poco más de un año, para constatar el nivel de interacción con el entorno familiar de los niños. “Soy maestra de escuela pública desde hace 20 años y me encanta el programa por cómo está ideado. No tenía conocimiento de Experiencias Oportunas hasta que entré en CAIF. Hay diferentes mecanismos para bajarlo a la realidad, sobre todo en medios como el que estamos. Cubre la franja de 0 a 2 años y es ideal para mamás con poca experiencia. Aquí trabajamos desde canciones, elementos psicomotrices y cómo mover a los bebés. Yo entré en la fase siguiente a Experiencias

Las actividades se extienden de febrero a diciembre y las puertas solo se cierran en enero y durante la segunda semana de vacaciones de julio. Los establecimientos se financian a través de los convenios con el Plan CAIF-INAU y con INDA, que son las dos únicas fuentes de ingreso. El primero aporta la entrada monetaria para el pago de sueldos, compra de material didáctico y todas las erogaciones propias del funcionamiento del lugar. Por su parte, el INDA aporta el dinero para la compra de alimentos. 

En cuanto a los programas de trabajo, a principio de año cada centro elabora su proyecto institucional trabajando un perfil diferente. El CAIF Ventura I, por ejemplo, se enfoca en sensibilizar a los niños acerca del cuidado del medioambiente. Para ello colaboran con el refugio de animales, Perros y Gatos en Adopción. 

En CAIF-Ventura II, cuentan desde hace años con una huerta orgánica. Participan las familias y los niños con el apoyo de un ingeniero agrónomo del Servicio de Orientación, Consulta y Articulación Territorial del MIDES. Este año se presentarán a la muestra del Club de Ciencias, convocada por el Ministerio de Educación y Cultura, que se llevará a cabo el 26 y 27 de agosto. 

Por su parte, en CAIF-Ventura III se trabaja con las familias en un proyecto sobre el buen trato. A través de encuentros mensuales las dinámicas grupales buscan crear un ámbito de reflexión acerca de cómo mejorar y potenciar el buen vínculo con el otro.

Oportunas, que es Educación Inicial, y ver el cambio en los niños de 2 a 3 años es impresionante. Los papás aprenden el programa y hasta lo reclaman. El año pasado instrumentamos un carnet en el que evaluamos la evolución y temas como desarrollo personal, lenguaje, comunicación, hábitos, colaboración y responsabilidad. Lo enviamos a los hogares dos veces al año y como esta vez nos demoramos, los padres lo estaban pidiendo”, contó la docente. 

Actualmente trabajan en un proyecto pedagógico propio sobre lenguaje y comunicación. “Se trata de la silueta de un muñeco de tela TNT que está desprovisto de atributos. Cada padre debe agregar un elemento y explicar el porqué. A la vez se lleva un diario con el registro de lo trabajado. Por ejemplo, Franco está en nivel 3 y la mamá le agregó manos al juguete porque a través de ellas el niño explora y conoce el mundo que le rodea. Llega un momento en que se completa con elementos muy sutiles como cejas o pestañas. Los padres se prendieron mucho con esto”, detalló orgullosa.


En familia 

Diana Berteis es del barrio y está muy contenta con la experiencia. Conocía Ventura porque sus hermanos más chicos asistían al centro y por eso no dudó en enviar a su varoncito de 3 años. “El mío empezó cuando tenía un 1 año y diez meses. Es medio hiperactivo y ahora se le ve más tranquilo. Como yo tengo uno solo, venir y tener contacto con otros niños lo ayudó; es más independiente y ahora se maneja mejor solo”, manifestó. Beatriz Riguetti, que va por el tercero en el CAIF, coincide en que es una muy buena vivencia para sus hijos: “aparte de compartir con otros niños, no están tanto en casa con adultos. Les crea otra expectativa para ir después al jardín”.

A Martín Pintos, de 25 años, se le nota un poco cohibido. Es la única figura masculina en un ámbito claramente matriarcal. De todas maneras, asegura que participa en todas las actividades que puede. A su nena de 2 años la anotó porque vio que todos traían a sus hijos y se animó. “Está bueno. Además como es hija única, juega con otros. Ella me cuenta, se habla todo, le gusta”, expresó el papá. 

Al respecto, la coordinadora Marisa Machado explicó: “la gran mayoría de los que vienen son mujeres con parejas que van y que vienen; papás tenemos pocos. Familias constituidas con ambos padres hay muy pocas pero no vienen siempre ambos porque o trabajan, o las mujeres los desalientan. Este año tratamos de incentivarlos con propuestas atractivas para que el sector masculino participe. Hicimos encuestas para saber qué les interesaba de forma de integrarlos, por ejemplo, con partidos de fútbol o juegos de cartas. Es una manera de captarlos y a eso nos vamos a enfocar durante la segunda mitad del año”, remarcó. 


Con buena nota
Todas las opiniones de los familiares presentes son muy positivas y destacan no solo los avances que experimentan sus hijos, sino la buena disposición y empatía del equipo para con ellos. Algo así fue lo que sintió Sandra Derigo cuando su hijita Arihana, que asistía desde los diez meses a Experiencias Oportunas, empezó a no querer ir. “Como ella lloraba, yo no la quería traer. Las maestras me explicaron que hay niños que se adaptan fácilmente y otros que no. Entonces tuvieron la paciencia de hacer toda la adaptación de nuevo: entraba diez minutos, salía y luego volvía a entrar otro rato. Ahora está contenta; juega, habla mucho de los compañeros, de lo que hace, de los paseos”. 

La posibilidad de encontrarse con otras madres e intercambiar experiencias e impresiones es otra instancia muy valorada entre las presentes. “Nuestro trabajo con las familias está orientado a ofrecerles un lugar integrador, donde se sientan cómodas porque la mayoría de la población con la que tratamos no tiene un espacio de socialización. Por eso hacemos paseos todos los meses con los niños y dos o tres veces al año incluimos a la familia. Vamos a teatros, museos y a lugares a los que no van tradicionalmente”, puntualizó Machado. 

La coordinadora está muy conforme con los resultados obtenidos hasta ahora: “los mayores avances que vemos son en integración, en sociabilización y en la creación de hábitos. Aprenden a compartir con otros niños. Hacemos un gran trabajo de estimulación. Los tenemos desde que nacen y podemos trabajar con ellos durante cuatro años. Está comprobado que existe una diferencia entre los nenes que ingresan a la educación inicial luego de pasar por CAIF y aquellos que no”. 

Para muestra basta un botón y hoy viernes 14, el centro festeja el Día del Niño con una invitación de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial que incluye espectáculo de títeres y regalitos. Pero las celebraciones continúan y el 15 de octubre el CAIF-Ventura I conmemora sus quince años de trabajo ininterrumpido con una gran fiesta en el Club de Pesca Villa del Cerro. La ocasión no es para menos.

Alma máter
Resulta imposible hablar©de los CAIF-Ventura sin hacer referencia expresa a Graciela Rompani, quien comenzó esta iniciativa en 1995 con el establecimiento de una asociación civil. “Ventura, soy yo. Era el nombre de mi madre y en homenaje a ella bauticé a esta organización que tiene la misión de proveer una educación formativa para niños de madres que trabajan. Así que buscamos un terreno y tres años más tarde la Intendencia nos lo otorgó en comodato. Empezamos con 25 chicos. Ahora, entre los tres Ventura tenemos 354 niños y hay lista de espera”, expresó la impulsora. Consultada acerca del motivo que la llevó a apostar por un emprendimiento vinculado a la enseñanza, Rompani hace un poco de historia. “Yo empecé a hacer esto de grande, cuando mis hijas ya habían crecido. Entonces veía la angustia que tenían de estar trabajando todo el día sin tener con quién dejar a los chicos. Me pareció que era una buena cosa hacer esto para niños de madres que trabajan. En aquel momento la mayoría tenía empleo; ahora solo trabajan 4 de cada 100 mamás. Esto lo sabemos porque cuando los chiquitos se anotan, se hace un estudio de situación de la familia. Casi todas son monoparentales; está la mamá o la abuela. Nosotros los tenemos hasta los 3 años, edad en que empiezan a ir a la escuela, y durante ese tiempo los niños están contenidos y estimulados. Por otro lado, las mamás se sienten como que alguien se ocupa de ellas.” 

En sus comienzos la iniciativa se sustentó gracias a obras benéficas y cada etapa se hizo a pulmón. “Hacíamos piezas de teatro, cenas; de todo hasta que entramos en Plan CAIF hace recién 15 años. Guillermo Guerra hizo el proyecto de la casa. Alejandro Lagrenade trajo su método de casas prefabricadas e hizo toda la construcción. Esto era algo bastante diferente en aquella época y muchos apoyaron. Estaban muy motivados. Hay mucha más gente buena de lo que se suele imaginar. Todos querían colaborar y se sentían consustanciados con el fin de la obra”. Aunque su presencia en los establecimientos es muy frecuente, la labor de Rompani es administrativa. Sin embargo se mantiene muy empapada en la realidad de su funcionamiento. “La educación empieza y termina en la casa, pero acá les enseñamos a lavarse las manos y los dientes, a sentarse para comer, a tener una alimentación balanceada. Es una obra fantástica. El CAIF es la joya del INAU. Está desde 1988 y creo que es lo que mejor resultado ha dado precisamente por la conjunción del estado con el sector privado. El estado no puede todo y los particulares tampoco, por eso estas asociaciones civiles son las que administran”, concluyó.
Primeros pasos

Más notas

Galerías de sociales

Top 10

Ediciones anteriores

Agosto 2015:
Edición Revista Paula agosto 2015
Julio 2015:
Edición Revista Paula julio 2015
Junio 2015:
Edición Revista Paula junio 2015
Abril 2015:
Edición Revista Paula abril 2015
Marzo 2015:
Edición Revista Paula Marzo 2015
Febrero 2015:
Edición Revista Paula Febrero 2015
Enero 2015:
Edición Revista Paula Enero 2015
Diciembre 2014:
Edición Revista Paula Diciembre 2014
Noviembre 2014:
Edición Revista Paula Noviembre 2014
Octubre 2014 :
Edición Revista Paula Octubre 2014
Setiembre 2014:
Edición Revista Paula Setiembre 2014
Julio 2014:
Edición Revista Paula Julio 2014
Junio 2014:
Edición Revista Paula Junio 2014
Mayo 2014:
Edición Revista Paula Mayo 2014
Abril 2014:
Edición Revista Paula Abril 2014
Marzo 2014:
Edición Revista Paula Marzo 2014
Febrero 2014:
Edición Revista Paula Febrero 2014
Enero 2014:
Edición Revista Paula enero 2014
Diciembre 2013:
Edición Revista Paula diciembre 2013
Noviembre 2013:
Edición Revista Paula noviembre 2013
Octubre 2013:
Edición Revista Paula octubre 2013
Setiembre 2013:
Edición Revista Paula Setiembre 2013
Agosto 2013:
Edición Revista Paula Agosto 2013
Julio 2013:
Edición Revista Paula Julio 2013
Junio 2013:
Edición Revista Paula Junio 2013
Mayo 2013:
Edición Revista Paula Mayo 2013
Abril 2013:
Edición Revista Paula Abril 2013
Marzo 2013:
Edición Revista Paula marzo 2013
Febrero 2013:
Edición Revista Paula febrero 2013
Enero 2013:
Edición Revista Paula enero 2013
Diciembre 2012:
Edición Revista Paula diciembre 2012
Noviembre 2012:
Edición Revista Paula noviembre 2012
Octubre 2012:
Edición Paula Novios octubre 2012
Setiembre 2012:
Edición Revista Paula setiembre 2012
Agosto 2012:
Edición Revista Paula agosto 2012
Julio 2012:
Edición Revista Paula julio 2012
Junio 2012:
Edición Revista Paula junio 2012 
Mayo 2012:
Edición Revista Paula Abril 2012 
Abril 2012:
Edición Revista Paula Abril 2012 
Marzo 2012:
Edición Revista Paula Febrero 2012 
Febrero 2012:
Edición Revista Paula Febrero 2012 
Enero 2012:
Edición Revista Paula Enero 2012
Diciembre 2011:
Edición Revista Paula Diciembre 2011
Noviembre 2011:
Edición Revista Paula Noviembre 2011
Octubre 2011:
Edición Revista Paula Octubre 2011
Setiembre 2011:
Edición Revista Paula Setiembre 2011
Agosto 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Julio 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Junio 2011:
Edición Revista Paula junio 2011
Mayo 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Abril 2011:
Edición Revista Paula Abril 2011
Marzo 2011:
Edición Revista Paula Marzo 2011
Febrero 2011:
Edición Revista Paula Febrero 2011
Enero 2011:
Edición Revista Paula Enero 2011
Diciembre 2010:
Edición Revista Paula Diciembre 2010
Noviembre 2010:
Edición Revista Paula Noviembre 2010
Octubre 2010:
Edición Revista Paula Octubre 2010
Setiembre 2010:
Edición Revista Paula Setiembre 2010
Agosto 2010:
Edición Revista Paula Agosto 2010
Julio 2010:
Edición Revista Paula Julio 2010
Junio 2010:
Edición Revista Paula Junio 2010
Mayo 2010:
Edición Revista Paula Mayo 2010
Abril 2010:
Edición Revista Paula Abirl 2010
Marzo 2010:
Edición Revista Paula Marzo 2010
Febrero 2010:
Edición Revista Paula Febrero 2010
Enero 2010:
Edición Revista Paula Enero 2010
Diciembre 2009:
Edición Revista Paula Diciembre 2009
Noviembre 2009:
Edición Revista Paula Noviembre 2009
Octubre 2009:
Edición Revista Paula Octubre 2009
Setiembre 2009:
Edición Revista Paula Setiembre 2009
Agosto 2009:
Edición Revista Paula Agosto 2009
Julio 2009:
Edición Revista Paula Julio 2009
Junio 2009:
Edición Revista Paula Junio 2009
Mayo 2009:
Edición Revista Paula Mayo 2009
Abril 2009:
Edición Revista Paula Abril 2009
Marzo 2009 :
Edición Revista Paula Marzo 2009
Febrero 2009:
Edición Revista Paula Febrero 2009
Enero 2009:
Edición Revista Paula Enero 2009
Diciembre 2008:
Edición Revista Paula Diciembre 2008
Noviembre 2008:
Edición Revista Paula Noviembre 2008
Octubre 2008:
Edición Revista Paula Octubre 2008
Setiembre 2008:
Edición Revista Paula Setiembre 2008
Agosto 2008:
Edición Revista Paula Agosto 2008
Julio 2008:
Edición Revista Paula Julio 2008
Junio 2008:
Edición Revista Paula Junio 2008
Mayo 2008:
Edición Revista Paula Mayo 2008
Abril 2008:
Edición Revista Paula Abril 2008
Marzo 2008:
Edición Revista Paula Marzo 2008
Febrero 2008:
Edición Revista Paula Febrero 2008
Enero 2008:
Edición Revista Paula Enero 2008
Diciembre 2007:
Edición Revista Paula Diciembre 2007
Noviembre 2007:
Edición Revista Paula Noviembre 2007
Octubre 2007:
Edición Revista Paula Octubre 2007
Setiembre 2007:
Edición Revista Paula Setiembre 2007
Agosto 2007:
Edición Revista Paula Agosto 2007
Julio 2007:
Edición Revista Paula Julio 2007
Junio 2007:
Edición Revista Paula Junio 2007
Mayo 2007:
Edición Revista Paula Mayo 2007
Abril 2007:
Edición Revista Paula Abril 2007
Marzo 2007:
Edición Revista Paula Marzo 2007
Febrero 2007:
Edición Revista Paula Febrero 2007
Enero 2007:
Edición Revista Paula Enero 2007
Diciembre 2006:
Edición Revista Paula Diciembre 2006
Noviembre 2006:
Edición Revista Paula Noviembre 2006
Octubre 2006:
Edición Revista Paula Octubre 2006
Setiembre 2006:
Edición Revista Paula Setiembre 2006
Agosto 2006:
Edición Revista Paula Agosto 2006
Julio 2006:
Edición Revista Paula Julio 2006
Junio 2006:
Edición Revista Paula Junio 2006
Mayo 2006:
Edición Revista Paula Mayo 2006
Abril 2006:
Edición Revista Paula Abril 2006
Marzo 2006:
Edición Revista Paula Marzo 2006
Febrero 2006:
Edición Revista Paula Febrero 2006
Enero 2006:
Edición Revista Paula Enero 2006
Diciembre 2005:
Edición Revista Paula Diciembre 2005
Noviembre 2005:
Edición Revista Paula Noviembre 2005
Octubre 2005:
Edición Revista Paula Octubre 2005
Junio 2005:
Edición Revista Paula Junio 2005
Mayo 2005:
Edición Revista Paula Mayo 2005
Abril 2005:
Edición Revista Paula Abril 2005
Marzo 2005:
Edición Revista Paula Marzo 2005
Febrero 2005:
Edición Revista Paula Febrero 2005
Enero 2005:
Edición Revista Paula Enero 2005
Diciembre 2004:
Edición Revista Paula Diciembre 2004
Noviembre 2004:
Edición Revista Paula Noviembre 2004
Octubre 2004:
Edición Revista Paula Octubre 2004
Setiembre 2004:
Edición Revista Paula Setiembre 2004
Agosto 2004:
Edición Revista Paula Agosto 2004
Julio 2004:
Edición Revista Paula Julio 2004
Junio 2004:
Edición Revista Paula Junio 2004
Mayo 2004:
Edición Revista Paula Mayo 2004
Abril 2004:
Edición Revista Paula Abril 2004
Marzo 2004:
Edición Revista Paula Marzo 2004
Febrero 2004:
Edición Revista Paula Febrero 2004
Enero 2004:
Edición Revista Paula Enero 2004
Diciembre 2003:
Edición Revista Paula Diciembre 2003
Noviembre 2003:
Edición Revista Paula Noviembre 2003
Octubre 2003:
Edición Revista Paula Octubre 2003
Setiembre 2003:
Edición Revista Paula Setiembre 2003
Agosto 2003:
Edición Revista Paula Agosto 2003
Julio 2003:
Edición Revista Paula Julio 2003
Junio 2003:
Edición Revista Paula Junio 2003
Mayo 2003:
Edición Revista Paula Mayo 2003
Abril 2003:
Edición Revista Paula Abril 2003
Marzo 2003:
Edición Revista Paula Marzo 2003
Febrero 2003:
Edición Revista Paula Febrero 2003
Enero 2003:
Edición Revista Paula Enero 2003
Diciembre 2002:
Edición Revista Paula Diciembre 2002
Noviembre 2002:
Edición Revista Paula Noviembre 2002
Octubre 2002:
Edición Revista Paula Octubre 2002
Setiembre 2002:
Edición Revista Paula Setiembre 2002
Agosto 2002:
Edición Revista Paula Agosto 2002
Julio 2002:
Edición Revista Paula Julio 2002
Junio 2002:
Edición Revista Paula Junio 2002
Mayo 2002:
Edición Revista Paula Mayo 2002
Abril 2002:
Edición Revista Paula Abril 2002
Marzo 2002:
Edición Revista Paula Marzo 2002
Febrero 2002:
Edición Revista Paula Febrero 2002
Enero 2002:
Edición Revista Paula Agosto 2002
Diciembre 2001:
Edición Revista Paula Diciembre 2001
Noviembre 2001:
Edición Revista Paula Noviembre 2001
Octubre 2001:
Edición Revista Paula Octubre 2001
Setiembre 2001:
Edición Revista Paula Setiembre 2001

2015 / 2014 / 2013 / 2012 / 2011 / 2010 / 2009 / 2008 / 2007 / 2006 / 2005 / 2004 / 2003 / 2002 / 2001 /
Ver todas las ediciones

¿Proponenos el próximo Top 10?

Proponenos un tema para que generemos juntos el próximo Top 10.

HORÓSCOPO / Leo

Es el fuego guiado por el corazón. su naturaleza es noble y generosa, dispuesta como el sol a ...

Normas Generales de Participación

1) El País S.A. ofrece diversos ámbitos para ejercer la libertad de expresión y estimular el saludable hábito democrático del debate y la reflexión colectiva. Todos los usuarios registrados pueden participar en nuestros Comentarios, Foros, Blogs, Periodismo Ciudadano, etc., pero al hacerlo asumen responsabilidades que deben conocer y aceptar.
2) En beneficio de esas libertades que se procura promover, la Revista Paula de El País acogerá contenidos ofrecidos por los usuarios en el entendido de que quienes los remiten son responsables de ellos. Por tanto El País S.A. no es responsable por expresiones que le son ajenas y advierte que no necesariamente las comparte. Al ejercer el derecho de participar se nos exonera del compromiso de confidencialidad respecto a su identidad en caso de litigio, puesto que son los respectivos usuarios y no nosotros los responsables de sus actos. 
3) Sólo pueden participar en estos ámbitos los usuarios previamente registrados, que aceptaron nuestras normas de comportamiento.  
4) No todos los contenidos ofrecidos por los usuarios serán reproducidos; El País S.A. se reserva el derecho de escoger entre los contenidos que se le ofrezcan y de retirarlos sin dar razones
5) Ocasionalmente El País S.A. puede considerar que algún contenido (texto, fotos, videos, etc.) aportado por un usuario tiene interés suficiente para ser difundido en nuestras versiones digital e impresa, así como en sitios aliados o asociados en cuyo caso se hará referencia al autor respetando su nombre o su seudónimo. Al aceptar las presentes Normas de Participación, el usuario debe tener presente que está cediendo su derecho de uso sin costo y sin ninguna otra retribución
6) Quienes no compartan estas Normas de Participación no están autorizados a participar en la Revista Paula de El País

Normas de Comportamiento de La Revista Paula

Sin perjuicio de las advertencias formuladas en las Normas de Participación, los usuarios que opten por participar deben leer detenidamente las prohibiciones y recomendaciones que se describen.
1) No se atentará contra el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen o nombre.
2) No se introducirán contenidos ofensivos o discriminatorios contra personas o grupos de ellas. Esta disposición se extiende a contenidos eventualmente considerados inmorales o pornográficos.
3) No se promoverá la violencia, el incumplimiento de normas vigentes, o el boicot contra personas, empresas o instituciones, incluyendo otros blogs.
4) No se introducirá información confidencial ni propia ni ajena y se respetarán estrictamente los derechos de autor de terceras personas, empresas o instituciones, incluyendo fotos, videos y marcas.
5) No se utilizará la Revista Paula de El País para prácticas comerciales o publicitarias.
6) Se velará por el respeto de las ideas ajenas, así como por el rigor y veracidad de los argumentos. Se contribuirá al respeto del  derecho a la libertad de expresión y de información.
7) Los usuarios tendrán la posibilidad y la obligación moral de "reportar abuso" en caso de contenidos que consideren afecta algunos de los valores que procuramos preservar por encima de las libertades que deseamos otorgar. Un contenido "denunciado" será instantáneamente descartado y enviado a nuestra Administración de Participación
8) Las decisiones de la Revista Paula de El País, incluyendo desde la supresión de un contenido hasta la expulsión de un usuario registrado, son inapelables.
9) Quienes no compartan estas Normas de Comportamiento, no están autorizados a participar en la Revista Paula de El País.